CUANDO A UNO LE APETECE PERO AL OTRO NO

Es obvio que todas las personas somos diferentes, y por ello, no tenemos los mismos niveles de apetencia sexual. Pero estas diferencias no sólo ocurren en el sexo, sino también en la comida, deporte...

Centrándonos en el sexo, es común la situación en la que una de las partes de la pareja está dispuesta a tener una relación sexual, pero la otra parte no quiere o no le apetece simplemente porque quizá su necesidad sexual sea más baja que la de su pareja. Pues bien, en la mayoría de los casos, las parejas que pasan por esta situación suelen tener disputas acerca de este tema. Tanto es así que muchas veces este tipo de peleas suelen terminar con las relaciones de pareja, por las interpretaciones que se hacen de la situación.

Una de las partes puede pensar que si a su pareja no le apetece tener sexo es porque “no le atrae” o  “no le gusta” lo suficiente.  Mientras por otro lado, la otra persona puede pensar que no se pone en su lugar para entender porque no le apetece, interpretando cada acercamiento o caricia de su pareja como un intento para mantener una relación sexual.

 

Para evitar estos malentendidos es importante tener en cuenta una serie de consejos:

 

  • Sé clara/o a la hora de expresarle tus deseos.

 

A veces insinuarte no es suficiente. Para ello, cuando te apetezca tener relaciones sexuales, díselo a tu pareja con claridad. Si la respuesta es que no, deja de insistirle, porque solo tensareis la situación.

 

Es muy importante que le expreses tu afecto de otra manera, sin que sea necesario acabar culminando en el sexo, es decir, con un masaje, un baño con caricias… pues como he mencionado anteriormente, la mayoría de las personas que conviven con alguien que tiene un alto deseo sexual sienten que cualquier aproximación o caricia es un preámbulo sexual y terminan evitando cualquier muestra de cariño.

 

  • Esfuérzate por escucharle

 

Investiga cuáles son sus gustos, deseos, fantasías para poder ofrecérselo. Si le ofreces lo que necesita y le haces sentir cómodo/a, su deseo sexual aumentará.

 

También es importante resaltar que, en la mayoría de los casos no es posible que exista una vida sexual satisfactoria de pareja, si la relación en general está dañada, es decir, si hay numerosas discusiones, reproches, ataques al autoconcepto de la pareja o incluso no hay comunicación.

 

  • Aumenta las interacciones o los encuentros positivos con tu pareja

 

Existe una gran variedad de ejercicios que se utilizan en terapia de pareja para aumentar las interacciones positivas en la pareja y volver a revivir esa “magia” del comienzo de toda relación. En ellos, tu meta será agradar a tu pareja y que el tiempo que paséis juntos sea de calidad para que ambos lo disfrutéis, ya que si uno de los dos se siente satisfecho de hacer lo que hace,  le da felicidad al otro, y el otro responde de la misma manera y con la misma satisfacción. El resultado de ello, es que nuestra pareja se sienta cómoda y se sienta bien con nosotros, y por tanto su apetito sexual posiblemente aumente.

 

sexo

 

 

Quiero dejar claro que no existe una cantidad de relaciones sexuales que reflejen la satisfacción en la pareja, esto depende del apetito de ambos miembros, es decir, una pareja que mantenga relaciones dos o tres veces a la semana puede estar igual de satisfecha que una que las mantenga tres veces al día.

 

 

Por último, creo que es necesario aclarar que la falta de apetito sexual ocasionalmente no tiene por qué preocuparte ni a ti ni a tu pareja, puede deberse a muchos factores, entre ellos épocas de estrés. Esto último hay que diferenciarlo de una disfunción sexual como es el deseo sexual hipoactivo, en la que también hay una disminución del deseo sexual, pero este no es transitorio sino que se ha prolongado en el tiempo y cualquier acercamiento por parte de nuestra pareja nos genera ansiedad al pensar que a ese acercamiento le seguirá el sexo.

 

Si es tu caso, no dudes en pedir ayuda a un profesional para ponerle fin. Puedes ponerte en contacto conmigo llamando al 662 211 262.

 

 

www.agcpsicologa.com