ENVEJECICIMIENTO ACTIVO

 

Hoy, en el día internacional de las personas mayores, quiero centrarme en la importancia que tiene el envejecimiento activo para el bienestar de esta población.


Tras los cambios que se producen con la edad, como la jubilación, el síndrome del nido vacío y la soledad, la mayoría de las personas experimentan sentimientos de tristeza e inutilidad que afectan a su autoestima. Esto se produce porque dejan de realizar o de delegarles tareas que hacían habitualmente, la monotonía se apodera de sus vidas e incluso pueden llegar a sentir que los de su alrededor no les necesitan.

 

Obviamente estos pensamientos y sentimientos producen malestar, por ello me gustaría plantear la participación de este colectivo en un envejecimiento de forma activa, con el que puedan sentirse bien consigo mismos, es decir, que genere satisfacción, poniendo en marcha habilidades y capacidades que les hacen sentirse útiles y productivos, aportándoles así salud emocional y por tanto aumentando su autoestima.

En definitiva se trata de cambiar el “no puedo o ya no sirvo para esto”, por el “sí puedo, todavía puedo dar mucho de mí”. Por ello animo a esta población a involucrarse en actividades que les resulten gratificantes, apuntándose a talleres, e incluso a formación que les facilite la adaptación a esta nueva etapa de la vida. Además,  este tipo de encuentros y actividades fomenta el establecimiento de nuevas amistades o el fortalecimiento de las ya existentes, fomentando el bienestar y amortiguando el estrés, la angustia, el aislamiento y la soledad que caracterizan este ciclo de la vida. 

Además, en la actualidad con la crisis y el ritmo de vida que llevamos,  una gran mayoría de personas  mayores cuidan y o mantienen a sus nietos e hijos, es decir, asumen una carga de trabajo que en su justa medida es beneficiosa para ellos, ya que pueden demostrar que todavía pueden ofrecer mucho a esta sociedad.

Mayores

 

Así que participa en este tipo de envejecimiento, muévete, relaciónate, participa en actividades (risoterapia, relajación, yoga ...), apoya y ofrece ayuda a  quien lo necesite,  haz aquello que siempre has querido hacer o participa en aquello que te gusta… nunca es tarde para sentirte bien.

¡El único/a responsable de tu felicidad, eres tú mismo/a! 

 

 

www.agcpsicologa.com