DECÁLOGO PARA PADRES SEPARADOS - GUÍA PARA EL MANEJO DE LA NUEVA SITUACIÓN CON LOS NIÑOS.

Toda separación es una situación complicada y dolorosa para aquellas parejas que han decidido emprender un camino por separado, pero esta situación es todavía más difícil cuando hay niños fruto de esa relación. 

En estos casos, es importante saber  cómo manejar la situación para normalizarla y disminuir el sufrimiento de los menores. Aquí os dejo una serie de consejos para hacerle frente y facilitar la adaptación.

 

  1. Intenta tener una buena relación con tu ex pareja y si no es así, intenta que esta relación sea cordial delante del niño, pues para él sois las personas más importantes, sus referentes, no quiere veros enfrentados, porque os quiere a ambos y necesita vuestro apoyo, esta situación también es dolorosa para él. Si tenéis asuntos que resolver, hacerlos en privado cuando él no esté presente. Ambos debéis mirar por el bienestar de algo que tenéis en común, vuestro hijo.

  2.  Haz lo posible por mantener las rutinas y los espacios de tu hijo en ambos hogares, para que pueda seguir sintiéndose como en casa esté donde esté y pueda seguir realizando su vida cotidiana.

    dies
  3. Mantén un contacto frecuente con tu hijo para que no se sienta olvidado, demuéstrale que te acuerdas de él y permítele hablar de sus preocupaciones con ambos, para que éste perciba que cuando lo necesite puede contar con los dos.

  4. No hables mal de la otra persona delante de tu hijo, acerca de lo que hace o no hace, no le interrogues acerca del otro, ni le adviertas antes de marcharse con tu ex pareja, esto solo le hará sentir incómodo.  

  5. No le hagas preguntas en las que tenga que elegir o posicionarse ante uno u otro, por ejemplo, con quién está mejor. Esto sólo le hará sentir desleal respecto al otro.

  6. No utilicéis al niño como mensajero entre ambos. Tampoco lo utilicéis para controlar o sacar información acerca otro a con preguntas.  Esto solo dañará a tu hijo.

  7. Sé flexible a la hora de manejar los horarios e intenta que los intercambios no sean tensos. Maneja tus emociones negativas como rabia, enfado o  resentimiento hacia tu ex pareja en presencia del niño.

Por último, algo importante también a tener en cuenta ante una separación es la manera en la que explicamos a los hijos la decisión tomada adaptada a su edad y  por qué la hemos tomado, ya que si ocultamos información al niño, éste puede imaginar y llegar a pensar que es el culpable de la situación, debido a que en alguna ocasión haya escuchado a ambos discutir por él.

 

Un ejemplo muy general podría ser: “Papá y mamá ya no vivirán juntos, porque aunque se han querido mucho la relación ya no funciona, así que lo mejor es que termine. A pesar de ello, te seguimos queriendo igual, siempre te escucharemos y  apoyaremos,  e intentaremos llevarlo de la mejor  manera posible”.

 

 

Como sucede ante toda situación desconocida, los niños experimentan preocupación, no saben qué pasará. Muchas veces se preocupan por el bienestar de los padres, a los que ven sufrir, se preocupan por aquel que parece más débil o por si estará bien aquel que se marcha fuera de casa, por si se sentirá solo . A pesar de ello, a grandes rasgos, lo que  preocupa a la mayoría de los niños es qué va a ser de ellos, con quién vivirán, qué va a pasar con su vida, donde vivirá cada uno de sus padres, qué va a pasar con sus costumbres, sus amigos, en definitiva, si podrán seguir teniendo la vida que tienen.

 

Si  estás perdido/a  y no sabes cómo afrontar la separación frente a tus hijos, no dudes en pedir cita llamando al 967 04 48 47. 

 

www.agcpsicologa.com